Raza de perros akita inu

Raza de perros akita inu

Raza de perros akita inu

Ficha práctica de los perros akita inu

País de origen: Japón

Habilidades especiales: Perro de compañía, rescate de montaña y perro de caza

Esperanza de vida: 11 años

Tamaño / peso del macho: 67 cm / 30-50 kg

Tamaño / peso de la hembra: 61 cm / 30-50 kg

Historia de la raza

Esta raza de perro la encontramos entre las más antiguas de razas japonesas de perros. En la Era Edo, del S.XVI al S.XIX, los Akita eran personajes muy importantes que tenían sus propios apartamentos y sus sirvientes. Sólo la familia imperial y la nobleza tenían derecho a poseer estos perros. Éstos se dirigían a ellos en un lenguaje especial, que se utilizaba sólo para ellos.

De esta época los Akita mantienen la majestuosidad, la nobleza y la templanza. Además también presentan una especie de “adicción” a que les sirvan y a ser tratados como personajes especiales.  El nombre les viene de la región de Akita de la que éstos son originarios. Eran conocidos como Akita Matagis.

Durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) era muy común usar en el ejército las pieles de los perros para tener prendas que dieran calor. La policía ordenó la captura y confiscación de todos los perros que no fueran de la raza pastor alemán ya que ésa estaba reservada para tareas militares.

El resultado es que tras el fin de la Segunda Guerra Mundial, el número de ejemplares originales de Akita era peligrosamente reducido. Existían otros mezclados con perros de combate (mastines) y con pastores alemanes.

Fue ahí cuando un grupo de expertos se negaron a aceptar a muchos de estos perros como la verdadera raza japonesa y trataron de eliminar las características de las razas extranjeras cruzando solo a Akita Matagis, buscando encontrar el tipo original de la raza. Sus esfuerzos por suerte fueron exitosos.

Personalidad de la raza akita inu

Tras un impresionante concentrado de cualidades encontramos un carácter muy enérgico y muy dominante, lo que debería ponerlo fuera del alcance de muchos compradores potenciales que podrían verse seducidos por su aspecto de peluche gigante de felpa.

Es un perro que no tiene ni la docilidad de una raza pastor ni el deseo de aprender de caniche. Es un animal muy confiado en sí mismo y un excelente perro guardián, pero es muy poco servicial. Eso sí, es un animal con un sentido de la lealtad muy marcada, y será fiel a sus dueños, sobre todos si éstos consiguen reforzar su posición dominante frente al perro.

Como perro guardián, la confianza que tiene le permite ser equilibrado a la hora de proteger su espacio y muy rara vez dará muestras de agresividad sin motivo. No obstante, no es un animal que se lleve demasiado bien con sus otros congéneres, a no ser que los conozca poco a poco.

Compártelo en tu red social:
Más en Mascotas - Perros:
Aviso legal Contacto Google+ Facebook