Esterilización de las perras

Esterilización de las perras

Esterilización de las perras

Son muchas las cuestiones que rodean a la esterilización de las perras. Hemos hecho una selección de las principales cuestiones que todos los dueños de perros nos hemos hecho alguna vez y tratamos de darles respuesta de una forma breve y concisa. Esperamos que os sean de utilidad y que os aclaren algo más este tema tan relevante para la vida de las perras y de nosotros sus dueños.

¿En qué consiste la esterilización canina?

El veterinario realiza la extirpación parcial o total de los genitales internos. La ovariectomía consiste en la extirpación de los ovarios únicamente, la histerectomía es la extirpación del útero y la ovariohisterectomía es la extirpación del útero y de los ovarios.

¿Qué operación es la más adecuada?

La extracción única del útero impide cualquier tipo de celo preservando la actividad hormonal de la perra a través de los ovarios. Esto evita el riesgo de aumento de peso del animal. La perra ya no tiene más sangrados pero guarda su actividad hormonal.

Extraer solo los ovarios es una operación más corta, pero el riesgo de metritis en la vejez de la perra no puede descartarse. La metritis es una infección del útero, que se llena con pus, y el único tratamiento efectivo es la extracción del órgano. Si ya se ha practicado durante la esterilización, ya no hay ningún riesgo de metritis.

¿La esterilización hace engordar a las perras?

Es innegable que el hecho de eliminar los ovarios entraña la formación de una pequeña masa de grasa en el vientre del animal. Pero si supervisas la alimentación de la perra, el aumento de peso de la perra no tiene porque ser demasiado elevada.

¿Se modifica el comportamiento de la perra?

Las perras son generalmente más tranquilas y más cariñosa que los machos, pero el objetivo de la operación no es la modificación de conducta, a diferencia de la castración de los machos que muchas veces trata de evitar futuros problemas de agresividad.

¿La operación reduce el riesgo de tumores de mama?

Si hay estudios que lo han demostrado, pero para ello debemos operar a la perra en los dos primeros años de vida. De lo contrario, si operas a la perra a partir de esa fecha, la operación no afecta al riesgo de tumores de mama.

¿Podemos hacer una ligadura de trompas?

Técnicamente es muy factible, pero en realidad esta práctica rara vez se realiza.

¿Es conveniente que una perra se quede embarazada previamente a la operación?

Hay opiniones divididas sobre esta cuestión. Muchas veces son los propios dueños que, sintiéndose culpables por operar a la perra, deciden que al menos tenga un parto. Pero debemos aclarar que los perros no son realmente conscientes de la maternidad. 

Compártelo en tu red social:
Más en Mascotas - Perros:
Aviso legal Contacto Google+ Facebook