Raza de perros yorkshire terrier

Raza de perros yorkshire terrier

Yorkshire Terrier

Ficha práctica de los perros yorkshire terrier

País de origen: Escocia

Habilidades especiales: Perro de compañía, perro guardián

Esperanza de vida: 13 años

Tamaño / peso del macho: 15-25 cm / 2-3 kg

Tamaño / peso de la hembra: 14-24 cm / 2-3 kg

Historia de la raza

El origen de esta raza lo encontramos en el S.XIX en el condado de inglés de Yorkshire, condado histórico del Norte de Inglaterra, de ahí el nombre de la raza. A mediados del siglo XIX los trabajadores de la zona de Escocia buscando trabajo en la región de Yorkshire comenzaron a traer con ellos pequeños perros de madrigueras que utilizaban para acabar con las plagas.

El pequeño tamaño de los yorkies les permitía a sus dueños llevarlos en una bolsa y sacarlos en el momento preciso, ya fuera para eliminar un conejo de su madriguera o para cazar un ratón. Por ello la principal cría de yorkshire terrier en aquel momento era a través de mineros y de trabajadores empleados en fábricas de algodón y de lana de los condados de Yorkshire y Lancashire.

La cría selectiva que originó el yorkshire terrier tal como lo conocemos actualmente se debe principalmente a tres perros: uno llamado Old Crab (cangrejo viejo), una hembra llamada Kitty y una tercera hembra cuyo nombre no ha llegado hasta nuestros días. Perros de la raza paisley terrier, una versión más pequeña del skye terrier, también parecen haber participado en los primeros cruces. Estos fueron seleccionados a partir de terriers de Escocia, conocidos ya como yorkshire terriers.

La raza yorkshire terrier llega a Estados Unidos en 1.872 y el primer yorkie que fue registrado en el American Kennel Club fue en 1878.

Como la mayoría de las razas de terriers de finales del siglo XIX, los yorkshire poco a poco se fueron alejando de sus orígenes populares y de sus funciones primitivas para ver ser adoptados por los habitantes de las ciudades y convertirse en un perro de compañía.

Personalidad de la raza yorkshire terrier

El yorkshire terrier es un perro despierto, vivaz y muy inteligente. A pesar de su reducido tamaño nunca debe ser tratado como un juguete, ya que estamos ante un verdadero terrier. O lo que es lo mismo, un auténtico cazador. Por esa misma razón es un perro al que le encanta salir a la naturaleza a desfogarse, aunque se adapta perfectamente a la vida de ciudad.

Es un perro con un carácter muy personal, muy poco apropiado para niños, sobre todo los que no sepan respetar demasiado a los perros. No obstante son perros que necesitan una educación muy firme. Son perros de tamaño pequeño pero de gran carácter. La principal mayoría de sus mordeduras se originan de una educación inapropiada.

A pesar de que generalmente se utiliza como un animal doméstico de compañía y de exposiciones, estamos ante una raza que es una feroz cazadora de plagas, principalmente de ratas. Su sangre originaria aún corre por sus venas. No será capaz de atrapar animales más grandes que él, pero gracias a su obstinación y su valentía, atreverse sí se atreverá con ellos.

Aunque por su tamaño no puede ser un perro guardián, es un perro con un ladrido muy agudo, por lo que puede ser utilizado como "señal de alarma".

Compártelo en tu red social:
Más en Mascotas - Perros:
Aviso legal Contacto Google+ Facebook