Raza de perros bulldog francés

Raza de perros bulldog francés

Bulldog francés

Ficha práctica de los perros bulldog francés

País de origen: Francia

Habilidades especiales: Perro de compañía

Esperanza de vida: 13 años

Tamaño / peso del macho: 30-35 cm / 8-14 kg

Tamaño / peso de la hembra: 29-34 cm / 7-12 kg

Historia de la raza

Como su propio nombre nos indica, esta raza pretende ser 100% nativa francesa. No obstante su origen es misterioso, ya que aunque los franceses sostienen que se trata de un perro autóctono, los ingleses sostienen que éste desciende de la raza inglesa del Bulldog. Lo más probable es que la raza tenga una influencia de los perros ingleses, aunque es innegable que la selección y la fijación de la raza es 100% francesa.

El origen de estos perros proviene, al igual que ocurre con los demás dogos, de los molosos del Reino de Epiro y del Imperio Romano, del Bulldog de ​​Gran Bretaña y de los Alanos de la Edad Media. No obstante, el Bulldog que conocemos actualmente es un producto de diferentes cruces realizados por entusiastas criadores de los barrios populares de París en la década de 1880.

Su gran momento de popularidad lo encontramos en la segunda mitad del Siglo XVIII. El peculiar aspecto de estos perros y su particular carácter supo conquistar a la alta sociedad francesa y al mundo artístico parisino. Su fama se propagó rápidamente, tanto que en esa misma década se crea el primer club de la raza. Por supuesto éste se crea en París.

El primer registro de inscripción data de 1885 y el primer estándar se establece en 1898. La primera vez que pudimos ver a este perro en exposición fue en 1887.

Personalidad de la raza bulldog francés

El Bulldog francés es un perro reservado exclusivamente como perro de compañia. A pesar de su apariencia de "moloso feroz", estamos ante una raza muy alegre: lleno de alegría de vivir, son perros siempre disponibles para jugar y tienen un carácter muy apacible. Son perros a los que les encantan los niños y es para ellos un compañero de juegos incansable.

También es un perro adecuado para personas mayores, ya que es una raza que no necesita de demasiada actividad física para mantenerse equilibrado. Si crece jugando mucho será un perro incansable que estará siempre dispuesto a jugar, pero también es capaz de transformarse en un perro tranquilo, reservado y tranquilo si crece de esta manera.

Crezca como crezca, es una raza que adora a sus dueños y que necesita permanecer lo más cerca posible de ellos. Para pequeñas labores podemos tener incluso un perro guardián muy vigilante.

Es además una raza de compañía ideal para solteros, ya que es un perro equilibrado para vivir en un apartamento, con una gran inteligencia, muy cariñoso y muy sensible. Sociable, alegre, juguetón y entusiasta, como decíamos es especialmente cariñoso con su familia y especialmente con los niños.

Compártelo en tu red social:
Más en Mascotas - Perros:
Aviso legal Contacto Google+ Facebook