Raza de perros teckel

Raza de perros teckel

Raza de perros teckel

País de origen: Alemania

Habilidades especiales: Perro de caza, perro guardián, perro de compañía

Esperanza de vida: 11 años

Tamaño / peso del macho: 15-25 cm / 7-9 kg

Tamaño / peso de la hembra: 14-23 cm / 8 kg

Historia de la raza

La raza teckel, también conocida como dachshund o dackel alemán, se conoce desde la Edad Media. Desde su origen este perro se ha criado y se ha seleccionado para labores principalmente de caza, específicamente para desenterrar.

Tal es la selección que se ha hecho en esta raza que los teckel son una de las razas de caza más versátiles y polivalentes. En tierra ofrecen grandes resultados persiguiendo a presas heridas, poniéndonos sobre la pista y también son buenos levantadores. El club más antiguo de la raza es el Dachshund Club fundado en 1888.

Los teckel desciende directamente de tres razas: los Schnauzer, los dandie dinmont terrier y los basset alemanes, aunque son de éstos últimos de quien más han “bebido” y que se considera su “primo hermano”.

Durante décadas el dachshund lo podemos encontrar en tres tamaños diferentes: el teckel, el teckel enano y el kaninchenteckel o perro especial para la caza del conejo. Igualmente encontramos tres variedades de pelo: pelo raso, pelo duro y pelo largo.

Aunque Alemania es su país de origen, en Inglaterra también son verdaderos apasionados de esta raza, y desde casi sus orígenes también se ha llevado un proceso de selección muy cuidado y exhaustivo, ya sea como perro de caza o como animal de compañía, aunque con un estándar diferente.

Personalidad de la raza teckel

La personalidad de esta raza depende en gran medida del tipo de perro que sea. Por ejemplo son perros generalmente reservados con los extraños y muy unidos a sus dueños, aunque esta característica se aprecia aún más en los teckel de pelo raso.

Es un perro de una gran inteligencia, y no solo para la caza. En el día a día es un perro lleno de inteligencia. Quizá demasiada, porque es una raza que no deja pasar ningún error sin aprovecharse de él. Es un perro dominante que al menor “vacío educacional” aprovechará para reforzar su dominancia. Por ello necesita de un adiestramiento firme y constante.

Es un perro juguetón, vivo y alegre, pero presenta un carácter desobediente y algo testarudo, por lo que no es aconsejable para cualquier tipo de dueño. Lo ideal es ser personas experimentadas que sepan imponer su dominio sobre el perro. De esta manera tendremos un excelente compañero.

La agresividad está totalmente desaparecida, no así sus ganas de trabajar y de colaborar. Siempre con ganas de ayudar, con perseverancia y voluntad.

Compártelo en tu red social:
Más en Mascotas - Perros:
Aviso legal Contacto Google+ Facebook